Amiga de mis amigos. Con momentos de soledad escogida para pintar, escribir, escuchar música y soñar despierta.

5 de noviembre de 2006

Un regalo muy especial

Una vez terminado mi primer cuadro, que mi amiga Mercedes gusta de titular "La casita de chocolate", ya que cree que en cualquier momento saldrán Hansel y Gretel corriendo con la bruja tras ellos, pues comencé esta obra pensando en quién iba a recibirla y esto significó mucho ya que cuando pintas sabiendo cómo va a ser de bien acogido en la casa de quién lo va a recibir!

Bueno, el regalo era para mi padre. Cuando se lo llevé a su casa de un pueblo de Cádiz se emocionó mucho, y cuando ya lo tenía colgado en su salón, hacía pasar a todos los vecinos y amigos para que vieran el cuadro que le había hecho su hija, la pintora, como a él le gustaba presumir. ¡Se sentía tan orgulloso de lo que yo hacía! Estaba deseando que nos instaláramos ya en Barcelona para verme pintar de nuevo. Allí, en el paraíso en el que se encuentran los hombres y mujeres maravillosos estarán mis padres viendo el progreso de su hija en todos los aspectos de la vida. Espero no defraudarlos nunca.

Así, pues, éste es mi segundo trabajo. Espero que os guste.

Etiquetas: ,

3 Comentarios:

Anonymous Pepa escribió...

Es precioso, no me extraña que estuviera tan orgulloso...y desde luego que estará viendo todos tus progresos...seguro.
Pepa

20/11/06 18:16  
Blogger Diamantina escribió...

Querida Amelia, es un trabajo hermoso y a tu papá le sobraba razón pra presumir. Ten la convicción de que a tus padres les alegra saber la gran persona que procrearon y formaron. Un abrazo. Melba

21/12/06 17:59  
Anonymous dario escribió...

de todos tus cuadros es de los que mas me gusta, aun lo recuerdo. besos. dario

20/2/07 22:52  

Publicar un comentario

<< Volver al inicio